Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

25.REVELACIÓN

REVELACIÓN

Después de las reprensiones a Zuazo; la chica se habían ido a sentar en una banqueta cerca a la cancha de baloncesto, el muchacho permanecía viéndola detenidamente mientras ella reparaba con escrúpulo sus aporreados falanges que empezaban a tornarse rojos.

-me importas Ina, me importas mucho, dijo el muchacho posteriormente de un rato de silencio con cara enternecida. Y sin darle tiempo ni siquiera de asimilar lo que acababa de decir, la besó para el estupor de ella, solo fue unos instantes ya que fueron importunados por la chillona voz de la maestra Agra.

- Que romántica escena, dijo en tono de sarcasmo la señora que había parado en frente de ellos para captar un mejor ángulo.-pero me temo que tendrá que aplazarla Señorita Dehesa, puesto que debe asistir a rectoría de inmediato. Está de más explicarle los motivos pues usted los conoce ya muy bien.

Fue escoltada por la maestra hasta la entrada del recinto al parecer la señora se quería asegurar de que no se escapara o algo por el estilo, Fabián atontado todavía por la interrupción las había seguido con paso quedado detrás de ellas. Ahora que lo pensaba con cabeza fría había sido una estupidez agarrar a golpes a Zuazo, de nada le había servido igualmente no tenía a Emma, aunque había descargado gran parte de su rencor contra Víctor, se sentía igual respecto a Emma, de ninguna forma podía hacer que la chica cambiara lo que sentía hacia él.

Pensó lastimosamente en todo lo que le había dicho a Emma, la había retado a que hiciera pública su relación con Víctor, pero en realidad no podía ni soportar la idea, y de eso fue testigo el chico cuando se le ocurrió ir a preguntar por Emma, aunque tal vez no lo había hecho a propósito ella sintió como si así hubiese sido e indudablemente fue como la gota que derramó el vaso.

Imaginó a Emma andando con Víctor por todo el colegio tomados de la mano y dándose una que otra besuqueada, luego vino a su memoria un recuerdo más reciente, el beso de Fabián, que cosa tan extraña, jamás se había sentido tan incómoda, fue tan raro, no había sentido nada aparte de asombro y desconcierto, no tenia punto de comparación con el beso de Emma. Afligida pensó en lo que había dicho el muchacho y rogó internamente para que él no se vaya a hacer muchas ilusiones con ella.

El rector y Víctor ya estaban dentro esperándola, uno con la cara de gruñón y el otro ligeramente divertido parecía que el enojo se le había esfumado mágicamente. Prefirió no resistirse y decidió ponerse cómoda en la silla que le ofrecieron junto a Víctor y en frente del escritorio del rector, pues supuso que tardaría varios minutos en salir de allí.

-señorita Dehesa me dirá usted cual es el motivo de la golpiza que le propinó a joven aquí presente, dijo el señor con un gesto cortes mostrando a Víctor.

Dijera lo que dijera no tenía como justificar sus impulsivos actos, todo estaba en su contra como lo había indicado minutos atrás Fabián con su aterrado rostro: todo había sido una locura. Era evidente que sus razones se verían ilógicas, ¿qué podría decir? Lo golpeé porque el día de ayer manoseó a mi amiga (o a mi ex -amiga sonaría más apropiado), y esa no era la peor parte del irracional argumento, luego seguía:- aunque ella no hizo nada para “defenderse” porque lo más probable fue que le gustó ya que tenia líos con el muchacho, entonces ¿dónde cabía su intrusión en todo esto? ¿Qué diría a su favor?, que quería a Emma aunque ella la engañaba con otro, se sintió patética al darse cuenta de la ausencia de convencimientos contundentes.

-Estaba molesta. Lo siento, no tengo motivos comprensibles para justificarme, dijo acongojada.

-pues qué bien que lo acepte porque permítame decirle que yo ya había llegado a esa conclusión cuando tome la versión de los hechos al joven Zuazo, pero por supuesto tenía que escuchar su versión.

-la señorita…,decía el rector, buscando entre sus papeles-…Emma Alberdi Belaustegui, leyó en uno de ellos por fin.- ¿tiene algo que ver en este pleito?.

-No, mintió firmemente Ina.

-¿cómo que no?, Reclamó Víctor desconcertado. –si estabas como loca gritándome que podía quedarme con Ella, concluyó con cierta expresión de malicia como cayendo en cuenta, al parecer acababa de enterarse de la extraña relación del par de chicas.

Ina calló por unos segundos pues por lo visto todo lo que digiera podría ser usado en su contra.

-como ya dije antes, estaba alterada, no tengo razones justificables. Confirmó de nuevo con diplomacia.

-está bien dado a la situación en que se encuentra la señorita Alberdi…, dijo el rector haciéndose el interesante.

¿En qué situación se encuentra Emma? Se preguntó de inmediato y un gran escalofrío la acogió, acaso se cumpliría su impulsivo deseo de no verla más, a lo mejor Emma se había cambiado de colegio, volvió a debatirse lúgubremente temiendo que así ocurriera.

-¿Qué pasa con Emma?, No pudo evitar preguntar con algo de temor.

-¿No que no te interesaba?, Examinó con perfidia Víctor atento a lo ella respondiera.

-pues ahora sí, le dijo decidida dedicándole una mirada atroz. Y de inmediato recordó lo que el chico le había preguntado antes de agarrarlo a golpes, Zuazo no había estado averiguando por Emma, en realidad lo que quería era contarle lo que había pasado con ella. Se sintió algo avergonzada de sus belicosos impulsos que no le permitieron entender con claridad las intenciones del muchacho.

-¿qué pasó con ella?, Volvió a decir tornándose súbitamente consternada mientras Víctor miraba al rector concediéndole la exclusiva.

-la chica Alberdi esta en el hospital, dijo el señor ligeramente conmovido.

-¿Qué le pasó?, Preguntó con voz temblorosa y estremecida.

-no lo sé niña, ¿qué me viste cara de diario?, se burló estúpidamente,-sólo llamaron desde su casa a excusarla.

-¿Tú sabes que le pasó?, Averiguó de nuevo esta vez dirigiéndose a Víctor.

-yo que sé, tú no eres su “intima amiguita”, ¿no deberías saberlo?, Le contestó con socarronería.

Ella se puso de pie y salió acelerada ignorando los llamados que le hacia el rector para que regresara a firmar el reporte.

A fuera Fabián la esperaba impaciente e inquieto. -¿Qué paso? ,¿ Qué te dijeron?,¿ Te expulsaron? puntualizaba si dejarla hablar.

-¿Qué clínicas quedan en el sur?, Inquirió ignorando sus interrogantes.

-ehh pues muchas…, decía el chico sin comprender.

-…¿la más importante?, Indicaba Ina impaciente, -¿cuál es?

-No sé… ¿por qué?, Dudaba el chico empezándose a asustar hasta que vio que Ina se marcharía decepcionada de no obtener información – tal vez …Valles de sur? Se aventuró a decirle,- pero

¿Por qué? ¿qué ocurre?

-es Emma, alcanzó a decir antes de salir corriendo.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario