Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

30.EVASIVAS

EVASIVAS

Emma se tomó su tiempo para despedirse de Abby y por ultimo dándole un besito en su diminuta cabeza se fue, a ella solo le había dedicado una sonrisa forzada, era vergonzoso el ver que tenía celos hasta de la propia Abby.

De vuelta al colegio lo primero que hizo fue acordarse de Fabián, pues después del día de ser besada por el chico se la había pasado ocultándose y alejándose lo más posible de sus alcances, y eso que el muchacho lo había intentado con esmero pero ella había sido más rápida y con gran y hábil destreza logró evadirlo durante todo el día. Rogaba por que entendiera la indirecta y se alejara sencillamente olvidando sus intensiones para con ella, esa era su más grande esperanza pues no quería volver a tener pleitos con Emma por culpa del chico, aunque ocultarle lo que había pasado no era la mejor solución para sortearlos.

-hola Ina, la saludo en tono alegre, mostrándole una grata sonrisa en su trigueño rostro.

-Hola, le contestó ella con desconfianza y grandes deseos de salir huyendo antes de que se le ocurriera mencionar lo del nada encantador beso.

-es que quería saber si podemos hablar…, empezó a decir con maña confirmándole que las cosas no iban a ser tan fáciles como esperaba.

-emm, decía la chica abatida imaginándose de lo que quería hablar el muchacho.-oh mira llegó Emma, observó, señalando de inmediato a la pelirroja que entraba recién.

-ah sí, dijo él con desilusión. - oye, ¿cómo es posible que no se dieran cuenta que te saliste del colegio? se aventuró a preguntar, al parecer había entendido la indirecta bajo el repentino cambio de tema.

-shish, le dijo reclamándole con severa expresión y acallándolo por su impertinencia.

-lo siento, lo siento, pero es que…, pretendía excusarse.

-bueno, luego hablamos, voy a ver como sigue Emma. Dijo antes de que se le adelantara Zuazo que rondaba intranquilo por ahí.

-hola, ¿cómo estás?, le dijo ofreciéndole una tierna mirada pues la chica todavía traía el destemplado vendaje en la frente.

-bien y ¿tú?, le devolvió viendo sus manos en especial la que traía amoratada.

-¿qué dijeron tus papás? ¿Se dieron cuenta que fuiste a mi casa?, Le preguntó de inmediato apenas recordó la inesperada y no grata partida de la chica el día anterior.

-No, como tú dices yo ni les importo. Solo fue papá a ver como estaba y al rato se largó.

-Emma en serio lamento haber dicho eso, soy una insensible, Además yo ni los conozco. Estaba haciendo tontas suposiciones…

-pero son verdad, yo lo sé, y tú apenas los viste y ya te diste cuenta.

-No me hagas caso… además yo…

-Alberdi y Dehesa, la riquilla y la nuevita, ¿Quién se lo hubiera imaginado?, Les dijo Víctor mientras pasaba por los pupitres contiguos con cierta destreza dejando que sus palabras sonaran en la cabeza de todos los estudiantes que allí se encontraban.

Emma palideció e Ina rabió por dentro al darse cuenta de que Zuazo ya había intuido lo que estaba pasando entre ellas.

-¿Ina? ¿Escuchaste a Víctor? ¿Qué fue todo eso?, Le inquirió la muchacha después de un rato sumida en la preocupación e insospechada del por qué de las indirectas de Víctor.

-oh oh, ha llegado el momento de confesar. Pensó Ina y trastornada no supo que responder.

-¿acaso nos pudo ver aquel día en la biblioteca?, indagaba ella con más preocupación, pues esa era la única explicación que podía imaginar respecto a las indirectas de fortachón.-espera, no me has dicho como es que te hiciste eso. Le advirtió mirando su mano izquierda con desconfianza.

-no lo sé, se limitó a decir Ina sin esclarecer a cuál de las dos cuestiones respondía, mientras trató de reunir valor para contarle a la otra lo que había ocurrido en su ausencia, valor que no halló en cantidad suficiente para hacerlo así que optó por cambiarle de tema. –¿quieres escuchar esta nueva canción? Esta buenísima, le dijo sin siquiera darle tiempo de responder pasándole y casi obligándola a ponerse los auriculares de su reproductor al instante.

-¿No sabes qué?, Le preguntó ignorando su súbito cambio de tema y alejando los audífonos. – ¿no sabes cómo te has estropeado la mano?, Le volvió a indagar con recelo.

-ah eso, dijo la pelinegra estúpidamente, -eso sí, pero después te cuento, ahora hay cosas más importantes como el análisis de literatura el cual no hemos terminado y ya se nos está acabando el tiempo…, decía mientras se alejaba de regreso a su asiento en donde se instaló a pretender que leía el grueso tomo que acababa de tomar de su maleta.

-¿Cosas importantes?, ¿desde cuando el insufrible libro de guerra era importante para Ina?, definitivamente las evasivas de la chica la estaban haciendo sospechar, ella parecía estar ocultándole algo, pero qué, esa era la incógnita, no concebía imaginar cómo es que era que Víctor al parecer se había dado cuenta de lo que estaba ocurriendo entre ellas y además de eso estaba la sospechosa magulladura en la mano de la pelinegra. Como Ina no quería soltar palabra durante el receso se vio obligada a buscar otras fuentes de información.

-hola Fabián, lo saludó repentinamente.

-hola Emma, ¿cómo sigues?, Le dijo el chico amistosamente.

-bien gracias, oye vine a preguntarte… ¿tú de casualidad no sabes qué pasa con Ina?, Le dijo sin dar rodeos pues hablar con Fabián le resultaba extremadamente incomodo.

-emm, ¿por qué? ¿te ha dicho algo?, Le cuestionó él con cara esperanzada pero Emma no se dio cuenta a que se refería y mucho menos la razón por la que puso esa ilusionada expresión.

-No me ha dicho mucho, por eso es que vine a preguntarte, le dijo ella colmada de sus idiotas preguntas.

-ah, bueno pues si ella no te ha contado… creo que es privado. Concluyó con un dejo de alegría.

-¿privado?, Inquirió Emma ya bordeando la furia, -maldito bastardo como se atreve a hablarme así. Pensó furibunda.

-su mano esta a la vista de todos, no creo que sea muy privado. Le dijo mordazmente.

-ahh es lo de su mano, ¿es por eso que preguntas?, por su mano. Articuló dándose cuenta al fin, Emma solo le dio una severa mirada de: -que idiota que eres.

-umm ¿no te contó, Indagó estúpidamente de nuevo.

- no Fabián, no crees que si no no te estuviera preguntando. –¿Qué fue lo que le pasó? ¿Cómo se hizo eso en su mano?, Averiguó renovando cordura.

-ah, bueno… es que no quiero que Ina piense que soy un soplón, pero no sé por qué no te ha contado, si tu eres su amiga, concluyó casi preguntando lo último.

Emma tuvo ganas de gritarle: - para tu información, ¡soy más que su amiga!. Pero sin embargo mintió -Es que a ella le da pena contarme.

-bueno sí, tengo que admitir que eso estuvo muy testarudo de su parte aunque sí muy audaz.

-¿Qué?, ¿Qué fue lo que hizo?, Le preguntaba olvidando su sensatez y a punto de estrangularlo para que se deje de tergiversaciones.

-fue el primer día que no viniste…¿recuerdas?, pues Ina, umm, ella se puso a pelear con Víctor.

-¡¿Qué qué?!, Exclamó la pelirroja imaginando a la delgada joven enfrentada contra el fornido de Zuazo.

-sí, oye creo que ya no te puedo contar más, Ina se enojara conmigo. Dijo antes de irse fingiendo estar urgido.

-ay que estúpido que es, cada día me cae peor, aseguró para sus adentros impacientada de que no le haya contado todo lo que paso, pero algo le decía que alguna de las niñas del salón conocería más a fondo los detalles ya que las chicas que tenía en mente les gustaba eso de mantener “informadas”.

-hola Lina. La saludó amablemente observando que era un “milagro” que la joven se encontrara sola y sin la compañía de su inseparable Lucia, eso tal vez le facilitaría las cosas. La muchacha no pudo ocultar su asombro pues Emma no hablaba con ella desde hace mucho y menos la saludaba.

-venia a preguntarte… ¿no sabrás por que Ina se peleó con Zuazo?, Le dijo sin tapujos.

-¿no te ha contado?, Le respondió escéptica con su pequeño rostro de entrometida.

-Malditos, expresó Emma en su mente al darse cuenta que era un asombro para todos que Ina siendo su mejor amiga no le hubiese contado lo que ocurrió con Víctor. – lo que pasa es que no ha tenido tiempo, está muy ocupada con el resumen de literatura… y yo no he querido molestarla, ya sabes, no quiero hacerla recordar esos malos momentos. Le timó tontamente.

-Amm, dijo la muchacha todavía incrédula.

-¿me dirás? Le refutó perdiendo de nuevo la paciencia.

-bueno, pues veras… empezó la chica con prevención. –yo justo estaba cerca de ellos cuando todo ocurrió, empezaron a discutir, no sé por qué, Ina era la que gritaba, no sé qué era lo que decía porque el momento fue muy aturdidor todos quedamos pasmados de semejante escena. Luego viene la chica y le da un puñetazo directo en la cara, casi lo tumba y le hizo sangrar la nariz de inmediato. La chica pauso su narración para darle tiempo a su receptora de asimilar lo descrito, luego de obtener como respuesta la asombrada cara de la pelirroja continuó:- y eso no es todo, ella le siguió pegando, y como él la sujetaba, lo agarró a patadas, parecía loca, poquito más y lo coge a mordiscos. Aseguró la muchacha como con ojos brillosos recordando la escena. –después él se cansó de no hacer nada e intentó alcanzarla, realmente se veía furioso, nos dio miedo, pero Ina… ella se mantenía firme esperándolo para propinarle más golpes tal vez...

-¡¿él la golpeó?!, Preguntó Emma escandalizada.

-No, no tuvo tiempo porque sino seguro que lo hubiera hecho, estaba fuera de control, ella lo hizo enojar mucho, bueno los dos estaban loquitos. Concluyó.

-¿y qué ocurrió?, ¿Cómo es que se calmaron?

-pues Fabián se puso en el medio, dijo Lina recordando casi con desilusión. -Él paró a Víctor y se la llevó fuera del salón casi a rastras. Terminó la joven satisfecha.

***

-¡¿Cómo es no me contaste lo que paso con Víctor?!, La regañó ofendida cuando la encontró saliendo de la cafetería.

Ina mostró una acongojada mirada para después enrojecer de la vergüenza de recordar esa patética escena de ella agarrando a Víctor a patadas y puñetazos.

-¿Ahora me sermonearás?, Le argumentó pesarosamente.

-No, afirmó llanamente la otra.- Te doy la razón, yo debí haberlo puesto en su lugar antes, gracias.

La pelinegra no daba certeza de las palabras que escuchaba, así que buscó mirar sus labios para asegurarse de que sea la pelirroja la conversaba.-¿hablas en serio?, Escudriñó con desconcierto.

-sí, y no puedo creer que no me lo hayas contado. Le dijo tomando con delicadeza entre sus manos sus aporreados nudillos.

-pensé que te ibas a enojar…

-pues porque… ya sabes… umm, no es normal entre amigas defenderse de ese modo..., Decía Ina justificando el enunciación anterior. -Y ves que hasta Zuazo ya se dio cuenta. Siento traerte tantos problemas. Finalizó más angustiada de lo que ya estaba.

-¿problemas? , le dijo tocando suavemente su mejilla aparentando que le acomodaba un mechón de cabello mientras caminaban alejándose del comedor.- voy a hablar con él, ya es tiempo de que se deje de estupideces, me tiene harta, dijo y decidida empezó a alejarse de ella adelantándola en la marcha. –Ahh, se devolvió sobre sus pasos como recordando haber olvidado decirle algo. – además creo que ya sabes que eres más que “mi amiga” le dijo en una especie de audible farfulla para luego giñarle el ojo y alejarse de nuevo.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario