Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

32.FUERA DE CONTROL

FUERA DE CONTROL

Algo le decía que tenía que ir tras ella pues no se iba a quedar impaciente esperando por su regreso, se tomó unos minutos y luego emprendió marcha tras ella, más bien a buscar en donde se había metido, pensó que no se encontraría lejos teniendo en cuenta que Zuazo siempre solía estar en la cancha con sus molestos camaradas, y por lo visto no se había equivocado, insinuó cuando los vio a escasos metros, Emma estaba siendo forzada por Zuazo, se veía impuesta contra su voluntad, él la tomaba por los hombros en una especie de inmovilización, así que corrió llena de furia hacia ellos. Cuando los alcanzo lo único que atinó a decir fue- ¡suéltala!, para después empezarlo a golpear con el libro del análisis en la espalda y luego en la cabeza, el muchacho volteó soltando a la pelirroja y dándole una bofetada la mando directo al suelo, esto en vez de oprimir sus impulsos despertó aún más su ira, de dentro del libro que salió expulsado al igual que ella un esfero asomó quedando cerca de su alcance, y el cual no dudo en tomar e iracunda se levantó empuñándolo y arremetiendo de nuevo contra el chico.
Apenas y podía asimilar lo que estaba pasando, Ina había aparecido de la nada y golpeando a Víctor había conseguido librarla de él pero a cambio el chico la había abofeteado, pero ella ni tiempo le había dado de reaccionar para acudir a su ayuda pues se había puesto de pie casi al instante y ahora se lanzaba contra en acuerpado chico con lo que parecía un bolígrafo, al alcanzarlo empezó a propinarle arrebatadas estocadas en su pecho, Zuazo gritó de dolor y de nuevo la tiró lejos de él esta vez con un fuerte empujón que la mandó de regreso al suelo.


Ahora si fue a su lado, pero ella de nuevo intentaba ponerse de pie así que emprendieron una pequeña lucha, una por volver a la batalla y la otra por dejarla allí sosegada. Por suerte logró al fin reducir sus impulsos e Ina quedó sentada mientras que la otra de rodillas no pudo hacer otra cosa más que abrazarla. No sabía bien lo que quería transmitirle con ese fuerte abrazo ya que sentimientos de frustración, amor, agradecimiento… se confundían entre sí produciendo irrefrenables lágrimas en sus ojos.


Víctor fue llevado a la enfermería, tampoco había sido fácil detenerlo a él así que los hermanos Almadoz habían recurrido a todas sus fuerzas para apaciguar su ira y llevarlo a rastras lejos de las dos chicas mientras que él les gritaba todo tipo de insultos especialmente a Ina.
Ina parecía estar en shock, solo daba fuertes resoplidos cargados de arrebato mientras la sangre que brotaba de sus labios se deslizaba hasta su barbilla.


-¿estás bien?, le dijo terminando el abrazo y con mirada perdida trató de retomar su cordura.


-sí, todo está bien, la tranquilizó aterrada de ver su aturdido rostro que ahora miraba el esfero manchado de sangre que aun sostenía en su mano izquierda como si fuera parte de ella.
-ya, ya pasó, le explicó aflojándole el puñal de su tensa mano e intentando ponerla de pie.


Ella pasando el reverso de su mano se limpió toscamente el sangrado de su boca. Por supuesto la maestra Agra no dio espera para ir por ellas para conducirlas a la rectoría, esta vez lo hizo con cautela y dirigiéndose sólo a Emma pero sin perder de vista a la incierta Ina como temiendo que la chica la atacara a ella también. El rector igual que la profesora la miraba con desconfianza, recelo y asimismo parecía con algo temor semejante al que expresaba la mujer. Les preguntó a las dos el motivo de la disputa pero ninguna respondió, Ina demasiado furiosa y a la vez avergonzada con su linda pelirroja, ahora lo había arruinado todo, esta vez el señor no pasaría por alto su falta como en la otra ocasión en la que haber salido en busca de Emma la había librado de la sanción; para su suerte nadie se había dado cuenta de su prófuga desaparición y al parecer el rector pretendió haber olvidado el asunto, pero era evidente que este no pasaría por alto había sido demasiado grave, de eso podía tener certeza. Llamarían a sus acudientes, ¿y ahora que podría decirle Emma a sus padres cuando estos se enteren de lo que Víctor gritaba a los cuatro vientos?.


En el silencio de la rectoría ya no le importaba lo que podía pasar cuando sus padres llegasen, ahora eso había pasado a segundo plano, ya encontraría tiempo de pensar sobre eso, lo que les diría o que inventaría para redimir las acusaciones de Zuazo, hasta pensó que era hora de decir la verdad, aunque así no era como lo había considerado ya muy poco evitaría que justo ese día sus papás se enteraran, de hecho ya podía visualizar a Víctor gritándoles en sus caras la relación que había entre la “nuevita” y “riquilla”. Por el momento lo realmente preocupante era lo le pasaría a Zuazo, rogaba para que nada más hubiera sufrido unos cuantos rasguños aunque no podía negar que deseaba que hubiese sido más grave, sus anhelos se veían opacados por las consecuencias que le traería a Ina la gravedad de las heridas del chico, así que por lo pronto esperaba por el bien de la chica que se encontrara bien.


-mi secretaria ya se está poniendo en contacto con sus respectivos padres, o tutores, dijo el señor en tono recio y mirando de soslayo a la pelinegra.


-mientras tanto señoritas pueden ir a la enfermería, les indicó poniéndose de pie y examinando con su rigurosa mirada las raspaduras que Ina tenía en sus brazos motivo de las caídas.
-Los padres del joven Zuazo vendrán mañana y los de ustedes no tardan, espero que para ellos si tengan una buena versión de los hechos. Terminó mientras las muchachas se levantaban de sus asientos y ahora pudo advertir que la pelinegra también estaba herida en sus rodillas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario