Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

33.MENTIRAS Y VERDADES

MENTIRAS Y VERDADES

Al pie de la enfermería los curiosos ya se estaban dispersando, Fabián acudió a encontrarlas Emma casi no lo reconoce, se había cortado el cabello a un nivel considerablemente “normal” traía gafas y sus uñas no estaban pintadas, él examinó a Ina con estremecida mirada, le preguntó que si estaba bien y después le dio un inesperado abrazo. Luego las acompañó dentro en donde junto con Emma se sentaron a esperar mientras que las heridas de Ina eran atendidas en la habitación contigua.
-¿es verdad todo lo que dicen?, le preguntó el chico vigilando a que Ina no escuchara.

-No sé que es” lo que dicen”. Le Alegó importunada por lo tonto que había sonado su planteamiento y antes de que volviera a hablar decidió preguntarle algo más que chisme. –¿qué pasó con Zuazo?, ¿Dónde está? ¿Sabes si está bien?, si bien lo intentó no pudo dejar de encontrar un dejo de angustia en su cuestión.

-pues yo creo que sí, fue enviado a su casa, al parecer le han cogido algunos puntos…y…-…oye Emma, dijo desechando lo que hablaba anteriormente,- no sé qué es lo que tengas con Víctor, pero solo te pido el favor de que dejes de involucrar a Ina, ¿quieres?

Emma se quedó sin palabras, eso había sido demasiado para sus niveles de tolerancia a la desfachatez, ¡¿que se creía él de Ina para venir a prohibirle que “involucre a Ina en sus asuntos”?!.

-¿D-i-s-c-u-l-p-a? le debatió incrédula de haberlo escuchado y que al contrario sea una alusión suya.
-creo que es lo mejor para ella. Le confirmó con rostro sensato.

-pues yo creo que ella es la que decide con quien se mete. Le espeto afrentada.

-Lo sé, pero yo haré todo lo posible para que ella esté bien, le dijo insinuándole que era obvio que a su lado no estaba bien, la pelirroja pesarosamente le dio la razón, pero claro él no se enteró.

-ella sabe que debe hacer, volvió a corroborarle apoyando gran confianza en su Ina.

-¿Qué sabe qué hacer?, Expuso Fabián con sorna,- No ves que esto está de locos, ¿Qué pasará después?, ¡va a matar a alguien! Se escandalizó.

-no digas estupideces, lo reprendió aunque de nuevo él tenía razón, las cosas iban de mal en peor, de eso no había duda.

-yo la quiero. Afirmó bajando mucho más la voz.

-eres su amigo…, dijo muy a su pesar no obstante la finalidad fue aprovechar y dejárselo claro.

-¿sabes? yo quiero ser más que eso para ella. Le confesó mirándola a los ojos.

-¡pues no lo serás!, Pensó en decirle, pero prefirió no lucir tan cruel… -cr-creo que te estás equivocando.

-¿por qué?, Indagó él a la defensiva.
-…al esperar algo que no sucederá, le explicó un poco avergonzada.

-bueno, como dices tú ella es la que decide…, y como un golpe bajo la acalló con sus propios argumentos, dejando un no muy grato silencio entre los dos.
Minutos después Ina salió sin la más mínima sospecha de que sus “amigos” habían tenido un “pequeño conflicto de interés”.

-¿te sientes bien?, le seguía preguntando Fabián aun incrédulo.

-sí, estoy bien no te preocupes. Le aseguró tocándose el vendaje puesto en su codo derecho.

Emma solo la miraba apenada, pues ya se estaba empezando a convencer que el estar juntas no era una buena idea, -Ina podem.. .,comenzó a decirle antes de que su celular de nuevo le cortara el discurso. Con temor lo sacó de su uniforme lentamente esperando a que quizás este dejase de sonar y rogando que sea su hermano de nuevo se dispuso a contestar, sin embargo la palabra Papá en el identificador le hizo desistir las suplicas.

-Ho-hola?...- sí, es cierto, -ah ¿ya llegaste?- Bu-bueno ya voy.

Ahora si todo su valor la había abandonado sentía como un gélido escalofrío recorría todo su cuerpo dejándola al borde de la desolación.

***

-Hola Papá. Lo saludó cortésmente como acostumbraba pero él no le respondió.

-¿Qué es lo que ha pasado? ¿Cómo es que te has metido en un problema así?, Expresó el señor aterrado y furibundo sin poder reconocer a su apocada hija.

-¿y quién es ese chico? ¿Por qué lo han atacado? ¿Tu lo atacaste también?, Cuestionó más abatido.

-Me estaba maltratando, Ina solo me defendió. Se justificó.

-¿Ina? ¿No es la muchacha del hospital no? ¿La que fue a verte? Indagó con sospecha.

-sí, es ella, admitió con cuidado.

-¿No le dijiste a tu mamá que ella no era tu amiga?,

-y no lo es, mintió

- entonces ¿por qué es que te metes en problemas junto con ella?

-ella solo me ayudó, solo eso, no fue su intensión lastimarlo…,falseaba justificante.- Víctor es muy agresivo… y él también la atacó, expresó a su favor concluyendo rabiada de recordar esos críticos momentos.

-¿y tu sales con ese tipo o qué?, Curioseó su padre no muy convencido de querer escuchar la respuesta.

-No, no lo hago. Le estableció ella sin vacilar.

-bueno, ahora solo nos queda esperar a que la familia de ese muchacho no demande. –pero ¿tú no lo atacaste verdad?, Averiguó de nuevo para tener certeza de que no se vería involucrado en asuntos legales, sinónimo de dinero.

-no, dijo la pelirroja dolida por la actitud de su padre quien pretendía echarle la culpa a Ina de lo sucedido.

-¿y tu le pediste ayuda a ella? ¿O ella sola llegó a atacarlo?, Volvió con más cuestiones.

-yo se lo pedí, mintió de nuevo pues sabía que pretendía.
Su padre se quedó pensativo por un rato, - ¿y no podrías negarlo?, Se aventuró a proponer.

-¡NO!, vociferó ofendida, -ella lo hizo porque yo se lo pedí. Atestiguó creyéndose su propia mentira.

-está bien, está bien, se disculpó el señor por sus bajezas, - …jumm, rezongó después de un rato, -¿con un bolígrafo? –Se quedó analizando,-Que chica tan salvaje. Observó mientras negaba con su cabeza.

Mientras tanto Ina había sido reunida con la trabajadora social que acudió desde el albergue de menores.

-Ina, te aconseje que no te involucraras sentimentalmente con nadie… -¿recuerdas? Es lo mejor para ti. Le decía la mujer con paciente tono.

-me trata como una sicópata, observó Ina con seño fruncido.
-lo siento, pero ya te lo he explicado y tú me has dado la razón…, le conmemoró.

-lo sé, pero… ,agregó tratando de medir muy bien sus palabras,- no es algo que pueda controlar…, ya no, y antes tampoco, se justificó. -solo pasó…-además Emma no es cobarde, ella no me dejara. Expuso sin reconsiderar sinceramente las razones de su afirmación ni en lo que pensaría la mujer.

-dime una cosa: Con esa chica tienes algo más que una amistad ¿cierto?, Le indagó casi al instante.
-…es complicado, evadió sin mirarla, -bueno para mí no tanto, para ella sí. Agregó después confirmando la suposición.

-entiendo… y el muchacho al que atacaste ¿es el novio?

-No, contestó ofendida,-solo es un idiota que no deja de molestarla. Le contó cruzándose de brazos.

-bueno, sabes que por lo que has hecho lo más probable es que tengas que volver al orfanato… empezó a decirle ante la acongojada mirada de la joven.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario