Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

39.SUGESTIVA INVITACIÓN

SUGESTIVA INVITACIÓN

 

El sábado llegó sin mucho contratiempo los días anteriores Ina había asistido a su nueva escuela y todo parecía marchar bien, en la mañana había ido a la disquera de tiempo extra a organizar el material discográfico que acababa de llegar. Al terminar su labor esperaba el autobús que la llevaría de regreso a casa bajo el inclemente sol, al cual no pudo evitar echarle unas cuantas maldiciones por salir justo cuando se encontraba desprotegida, cansada y abrumada, lo único que quería en esos momentos era llegar a casa tomar un baño y aguardar por la llegada de Emma. Pero el arribo de un lujoso auto negro muy familiar la hizo cambiar de planes, era Fernando Alberdi de paseo por el centro comercial como era de esperarse, el joven se percato de su presencia y detuvo su coche justo en frente de ella ofreciéndose llevarla.

-oye, ¿sabes qué? Mejor no te llevo a tu casa. Ven a la mía y de paso ves a Emma. Le propuso minutos después de que el carro emprendiera marcha.

-no, no puedo, ni siquiera sabe que voy. Argumentó la chica aunque la idea no le había sonado nada mal.

-¿y eso qué importa? Esa es la sorpresa. Intentó convencerla alegre – ¿mi hermana no te ha llevado a la casa?, Se sorprendió después con gran asombro.

-no, respondió Ina afligida recordando el día en que le insinuó ir a su casa y ella se había negado rotundamente.

-ahh pero que maleducada que es, y yo que creía que el malo aquí era yo, seguía el chico con sus parodias.-Ina rio.-de verdad, vamos a mi casa. La invitó con tono suplicante.

-no, tal vez Emma se moleste, volvía a decir Ina, pero por dentro no había nada que deseara más que ir a verla.

-no para nada, yo digo que se va a sorprender, ándale vamos, Suplicó otra vez. –además cabo de comprar un juego de video y no tengo a nadie con quien jugar. ¿Te gustan los juegos de video?, Le preguntó haciendo ojitos.

-umm, ¿sí?, Dudó ella.

-genial, entonces vendrás conmigo a jugar y de paso visitas a tu amiga, y si ella te ignora te aseguro que yo no lo hare. Concluyó poniendo su sonrisa de oreja a oreja.

-…

-Hogar dulce hogar, dijo Fernando en una audible voz cuando entraron a la residencia.

La casa era bastante grande y lujosa, Ina se sintió algo apocada, además por el hecho de que había ido a la casa de Emma sin avisarle previamente.

-bueno chica, puedes ir a por Emma mientras yo instalo esto, le dijo el muchacho llevando la caja del aparato hacia el enorme plasma en la sala de estar.

-¿y donde esta?, le Indagó desconcertada.

-pues arriba en su habitación como siempre supongo. Dijo sin poner mucha atención pues ya estaba abriendo el empaque de su nueva ganga.

Temerosa comenzó a subir las escaleras sin percatarse que la empleada también bajaba por las mismas llevándose así un gran susto al advertirla.

-buenas tardes señorita, la saludó la mujer.

-buenas tardes, contestó Ina avergonzada por el brinco que pegó. –disculpe, ¿Dónde queda la habitación de Emma?, digo, ¿Emma se encuentra?¿ Donde…? ¿Le podría…?

-no, la señorita Emma está afuera, le contestó la mujer intentando conducirla al lugar referido.

Ina se devolvió en los escalones y le siguió hasta llegar al final de la casa donde una pared de grueso vidrio permitía ver un hermoso jardín a través de ella.

La señora se retiró dejándola al pie del lugar, la pelinegra dio con la puerta y se abrió paso hacia el jardín, para su decepción no encontró a Emma cortando florecitas como imaginó, la pelirroja no se veía por ninguna parte, así que decidió seguir el caminillo embaldosado a ver si corría con más suerte y la encontraba por ahí. En efecto, se topó con una gran alberca donde dentro alguien parecía estar nadando, las suposiciones llevaban a creer que era Emma, pero ¿estaría sola? o acaso andaba de plan familiar con sus padres, la sola idea le pareció absurda conociendo a los papás de la chica.

De todas formas opinó que era algo irrespetuoso de su parte llegar a su casa sin avisar y tras de eso colársele hasta la piscina, pero allí estaba y no es que tuviera muchas ganas de irse. Decidida fue un poco más cerca dando un vistazo hacia el traslúcido estanque donde pudo observar dentro a una hermosa humana que creía conocía muy bien, aunque por lo visto no la conocía tan bien. La joven llevaba un traje de baño en dos piezas color violeta preponderando su figura que se fundía con el agua acorde avanzaba en perfecto armónico nado.

Al salir a respirar no se percato de que ella la observaba así que siguió zambulléndose una vez más. Hubiese podido quedarse toda la vida mirándola, lo bella que era, cuanto la quería, lo hermoso que era que estuviesen juntas.

-¡hey Amiga de Emma!!!, Escuchó gritar a Fernando desde el jardín sacándola de sus embelesos.-¡ven ya instale el juego!, La llamaba lleno de euforia.

Por supuesto con tanto grito la pelirroja se enteró de la presencia de la joven e inmediatamente salió del agua, aunque después se arrepintió ya que no fue muy cómodo que Ina la mirara en esas “fachas”. Sus miradas se encontraron fijamente mas no sabían que decir; se saludaron con tímidas y semejantes sonrisas, Fernando por su parte cansado de ser ignorado volvió dentro.

-wow, Ina que sorpresa, decía Emma intentando fracasadamente taparse algo del abdomen y de los pechos con sus manos. –¿Cómo es que viniste?, Preguntaba admirada aun.

-ah discúlpame, es que me tope con tu hermano saliendo del centro comercial y se ofreció a llevarme y luego, pues… veras… este… el juego de video…y ya sabes cómo es tu hermano..., se justificaba torpemente. – ¿te molesta que este aquí?, Le preguntó decidida con tono invariable y firme.

-¡claro que no!, Se agravió la otra dejando sus intentos de cubrirse. –solo me sorprendió, solo es eso, ¡sorpresa!, ¡Una bella sorpresa!, Le dijo volviéndose coqueta repentinamente.

-bueno es que tu hermano me ha invitado…, empezó Ina de nuevo.

-no me importa, ahora estas aquí para mí, no para él. Dijo tomándola de las manos y atrayéndola hacia ella. –¿quieres nadar?, La invitó con picara mirada retrocediendo peligrosamente en dirección a los bordes de la alberca.

-ehhh…, articulaba la muchacha sin poder responder, y antes de poder conseguirlo Emma la había tirado junto con ella de regreso a la piscina.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario