Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

40.CONVINCENTES MIRADAS

CONVINCENTES MIRADAS

 

El peso de su ropa no le permitía salir a la superficie y el agarre de Emma dificultaba más las cosas aunque gracias a ella consiguió salir.

-¡Emma!!, La regañó una vez tomó unos cuantos respiros. –¡estás loca!, admiró agraviada de verse empapada.

-sí, le respondió descaradamente, dejándola sin argumentos. Y mientras se apartaba su negro cabello de la cara verdaderamente estaba dudando del nivel de cordura de la muchacha y no le quedo de otra que fingir estar ofendida buscando salir de la alberca lo más pronto posible.

-ay vamos Ina, no te enojes, le suplicó acercando su cuerpo peligrosamente contra cuerpo.

-en serio…, decía la pelinegra -… ¿loca?, chiflada, ¡demente! Así es que estas, le argumentaba retrocediendo como animalito acorralado.

-ajam, demente. Lo admitió después de haberla llevado hasta una de las esquinas de la piscina. – ¿y te gusta?, Le preguntó insinuante.

-¿Q-Qué?, articuló Ina mientras intentaba por todos los medios viables desviar la mirada de la parte superior del violeta bañador distrayendo lascivos pensamientos.

-mi demencia. Le contestó dándose cuenta de lo que la pelinegra pretendía a todo costo y sin mucho triunfo no ver.

-tal vez…, refunfuñó la otra.

-¿solo tal vez?, Cuestionó decepcionada moviéndose dentro del agua.

-sí, solo tal vez, sentenció la otra.

-no te preocupes, yo te presto ropa. La intentó convencer para que quite la cara de pocos amigos.

-tu hermano puede regresar, la advirtió cuando ella la tomó por la cintura.

-no me importa, le podemos decir que te ahogabas y yo te rescaté,…ah y que también necesitabas respiración boca a boca, concluyó con cierta risita dejando a la otra sorprendida de nuevo.

-¡quién lo diría de ti!, Se escandalizó Ina alejándose dificultosamente de las tentaciones y consiguiendo después de mucho esfuerzo salir de la alberca.

Emma decepcionada la siguió y aguardó a que la otra quisquillosa y remilgadamente escurriera sus ropas. Se cubrió con bata de salida de baño e invitó a la melindrosa chica a vestir algo seco en su cuarto.

-mira puedes vestir cualquiera con la que te sientas cómoda, le ofreció abriendo las puertas de su extenso closet.-esta te quedara bien, le midió una blusa rosa que encontró cerca.

-bueno gracias, le dijo desdeñosamente.

-¡Ina! Ya no estés enojada, es que pensé que sería divertido, no creí que te ibas a molestar por eso… por fis, por fis, rogaba poniendo tiernos ojitos que más tarde y sin previo aviso se convirtieron en libidinosas miradas otra vez.

-pero luego no te eches para atrás, le advirtió la pelinegra y sin darle tiempo de captar lo dicho empezó a besarla.

Cantidad de desesperados besuqueos surgieron en lo que ya parecía caso perdido. Una y otra vez encontraron sus labios ansiosos de ir por más. Ina la condujo a recostarse en la cama y se tumbó sobre de ella continuando con los contactos, esta vez lisonjeaba sus caderas bajando con sus entorpecidas caricias hasta los costados de sus piernas. Emma la sujetaba de cuello introduciendo sus dedos entre su húmedo y despeinado cabello. Sus miradas tropezaban despojadas de vergüenza y se mantenían intensas y penetrantes atormentadas por el deseo.

La pelirroja se incorporó quedando de rodillas, y conduciendo a la otra a hacer lo mismo mientras su túnica de salida de baño quedaba en la cama lejos de cubrirla, posó sus manos en el abdomen de la otra y comenzó a aplicarle suaves y lentas caricias que hacían que Ina separara sus labios sin emitir sonido alguno mientras que los roces subían el nivel de intensidad despojándola de la mojada blusa y dejándola en sujetador. De nuevo iniciaron los besos, los de la pelinegra llegaron hasta los hombros y la clavícula de la otra recompensándola por lo anterior, luego sus dóciles dedos surcaron la suave y rosadita espalda de la joven buscando quitarle la violeta pieza superior del traje.

-¡Rosiee!!! ¡Rosiee!!! ,¿Estás ahí?, Llamaba la tediosa voz de Fernando tras la puerta.

-Maldito, lo insultó Emma afrentada después de pegar un brinco que Ina compartió en simultáneo.

-¿Emma, Estas? Seguía insistiendo, mientras que la muchacha tomaba hondo suspiro llenándose de infinita paciencia para no salir y asesinar a su hermano en el acto.

-¡ya voy!, Le gritó muy alborotada aun procediendo a vestir de nuevo su cobertor.

-¿Qué quieres?, Le preguntó fulminándolo con la mirada cuando salió.

-¿Dónde se metió tu amiga?, la estoy esperando, mi juego y yo, yo y mi juego la esperamos. Concluyó con amplia sonrisa sus monerías.

-pues espérate que en un rato va. Le refirió esperando a que se fuera.

-¿por qué? ¿Qué pasa?, Se interesó intentando colar la cabeza por la estrecha ranura que había dejado Emma solo para asomarse a atenderlo.

-ya, ¡quédate quieto!, lo regañó ya que él ya casi la empujaba para mirar dentro.

-Ina accidentalmente cayó a la alberca y vino a cambiarse, ¿contento?, Le alteró con impudicia.

-umm, ahm es eso, decía pensativo. –pues bueno dile a tu amiga que la estoy esperando abajo, ¿okey?... y que no se tarde. Exigió reído antes de irse bajo la odiosa mirada de su hermana.

-uff ya se fue. Dijo buscando a Ina quien se estaba tapando con su blusa mojada.

-ya está, ¿en qué íbamos?, Volvió insinuante acercándose con serias ganas de continuar el asunto.

-en que yo me iba a vestir. La cortó tajante la otra.

-no, no, espera, en eso no íbamos…, le requirió afrentada.

-no Emma, mejor no, si tu hermano llegó es por algo…, se justificó sin muestra de deseo alguno de continuar.

-¡Huy ese Fernando! ¡Como lo odio!, Se arrebató con furia.

-bueno, me voy a cambiar… ,le contó esperando incómodamente a que captara la idea y se retirara.

-si adelante, empezó Emma sin perder la esperanza de volverla a convencer con esas “miraditas”

-Emma… ,le reclamó la otra con cara de: -ni sueñes que no lo conseguirás de nuevo.

-ahhh, está bien, se pronunció desilusionada, -me voy, dijo más como una pregunta que como una afirmación.

-seria más cómodo. Concluyó la pelinegra risueña de la lisonja actitud que había adoptado la otra.

-mi hermano me las va a pagar, le especificó antes de irse pesarosa.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario