Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

42.CONTEMPLACIÓN Y QUIETUD

CONTEMPLACIÓN Y QUIETUD

 

-¿y tu hermano?, Le averiguó cuando atravesaban el pequeño parque de las residencias de regreso a la casa.

-en casa, se llevó el juego ese a su cuarto y escasamente sale a comer.

-tu hermano esta loquito, le comentó la pelinegra mostrando su casi perfecta sonrisa que hace mucho no lucia con tanta sinceridad.

-¿volverás a jugar con él?, le soltó la otra ignorándola.

-no lo sé…,¿por qué?, Se tornó confundida.

-nada, solo preguntaba…,dijo con deplorable tono.

-umm… ¿Sabías que Abby ya no daña mis patos?, Empezó Ina alentadoramente intentando un drástico cambio de tema.

-ah que bien, felicitaciones. Seguía la otra desganada cuando llegaron a la puerta.

-Puedes ir subiendo, le indicó la muchacha pasándole el paquete de alimento para cachorro,- Abby muere de hambre, mientras atravesaba la sala. –…yo iré a traerle agua, notificó.

Emma no contestó nada y emprendió marcha al cuarto de la joven en donde encontró a la chihuahua, (efectivamente muriéndose de hambre) dormida cerca del escritorio, aunque al escuchar el primer paso de la joven en la habitación dio un salto acompañado de un ladrido seco para después reconocer de quien se trataba e ir a saludarla campantemente.

La chica percibió el hambre que traía el cachorro así que no dio espera para servirle en su tasa una porción de croquetas.

Al poco tiempo entró Ina con el agua. –discúlpame chiquita, le hablaba al animal contempladoramente mientras se reunía con Emma para captar una mejor visión de la escena. – tenía hambre eh, Comentó haciéndose la tonta mientras se despojaba de sus zapatos bajo la mirada desaprobatoria de la pelirroja.

-lo bueno es que ya está comiendo, la excusó ella.

-see, se relajó Ina dejándose caer abruptamente en la cama quedando al inverso descansando los pies en la almohada y la cabeza en el lugar que le correspondía normalmente a los pies. –luces abatida, le observó después de un rato de silencio, y arqueándose con esfuerzo la alcanzó y la atrajo con ella a la cama.

-huy que tensa, se quejó al ver que la chica se sentó en el borde de la cama con cierta rigidez.-aliviánate, la invitó haciéndole un lugar al lado de ella. Emma sonrió desganada rindiéndose bajo el encantador rostro de la chica. -…ahhh y fuera zapatos, le exigió sacándole de nuevo una forzada sonrisa.

-… se me ha olvidado preguntarte… ¿Qué pasó al fin con el análisis del libro ese? ¿Era historia o literatura?, Se empezaba a confundir.

-ahhh ¿El trabajo en el que me dejaste colgada?, Dijo satírica despertando de sus pesadumbres.

-ejeje, alcanzó a expresar Ina mientras se lamentaba mentalmente: -¿por qué? ¿Por qué tengo que abrir la boca?, justo eso, Ayy Ina te gusta torear el avispero ¿no?.

-¿de ese me hablas?, le indagó más audaz.

-ajam, pero sabes que no fue mi culpa, se defendió con cero ganas de acusar a Zuazo como el responsable solo por el hecho de no mencionarlo en lo absoluto.

-si claro...

-bueno, ¿lo hiciste o no?, Se incomodó la chica.

-sí, si lo hice, y gracias por tu ayuda. Le expuso molesta.

-Emma lo siento, está bien admito que no me esforcé mucho por hacer esa tarea…

–nada, le corrigió mordaz.

–bien, volvió resignada, -admito que No Me Esforcé NADA por ese resumen...

- Análisis, retornó a corregir.

Ina se llenó de paciencia tomando grandes bocanadas de aire para evitar gritarle –¡lo que sea!.

-ya, olvídalo, cansada de fastidiarla le indicó antes de que la otra empezara su recurrente discurso.

***

-¿qué pasa?, Le preguntó juntándose un poco más.

-nada, disipó ella.

-entonces, ¿por qué el “estrés”? volvió Ina con mirada de sospecha.

-no sé, hoy no es un buen día. Decía inquietada.

-¿por qué?, Inquirió de nuevo volviéndose al desconcierto.

-no debí haber venido, estoy insoportable. Decía la muchacha de manera apocada.

-pues hasta el momento yo te he soportado… y Abby también, bromeó obteniendo para su asombro en vez de unas groseras palabras como contestación un sonoro suspiro.

-te quiero, le expresó después mirándola tímidamente.

-y… yo a ti, respondió aun con asombro rozándole suavemente la mejilla custodiada por un mechón de su rojizo cabello.

Permanecieron así en el completo silencio por unos cuantos minutos más, solo mirándose con contemplación y quietud… tenían tantas cosas que decir que al mismo tiempo no era nada, nada que pudieran expresar realmente con palabras.

-tengo hambre. Dijo Ina lapidando el sublime momento. –voy por algo de comer y ya regreso, ¿okey?, Indicaba mientras se incorporaba, Emma asintió y también se levantó de la cama yendo a observar a Abby quien ya había terminado de comer y ahora yacía dormida de nuevo tal y como la había encontrado; se quedó unos segundos mirándola pero algo más interesante en el escritorio captó su atención de inmediato.

Eran de nuevo los fólderes de colores en los que Ina agrupaba sus dibujos, tomó la de color verde donde rezaba la inscripción: los sinceros, dio paso a ver los primeros rostros que se asomaban, mas fue tentada a tomar la siguiente carpeta: la rosa en donde sabia que se encontraría un retrato de ella, esta vez pudo leer bajo que inscripción estaba etiquetada y al leerla un conmoción recorrió su ser. Pero eso fue poco a lo que vendría después; un espasmo ya no tan agradable como el anterior, pudo ver como la hoja del dibujo estaba rasgada por la mitad, y tras de los trozos de esta un nuevo retrato parecía remplazarla. El rostro picaron de su hermano le devolvía la mirada.

Sintió que todo se le derrumbaba dentro punzando cada uno de los sentimientos que profesaba por Ina, una espesura de confusión, como siempre le ocurría no podía dar crédito a lo que habían captado sus ojos, esos mismos que ahora se empezaban a inundar imposibilitando su clara visión.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario