Play

Studio Group - Show Me Love .mp3
Found at bee mp3 search engine

50.INEVITABLE

INEVITABLE

 

-hermana mía ¡buenas noticias!,-Le anunció felizmente cuanto ella llegó- Te he estado esperando todo el día, ¿Dónde estabas?, Exclamó después.

-fui a comprar algo, explicó ella,- ¿Qué noticias?, Preguntó de inmediato.

–ya lo conseguí, le anunció con su marcada sonrisa.

-¿conseguiste qué?, Seguía ella sin comprender a lo que se refería.

-pues el departamento! El tuyo! ¡tu regalo, ¡hoy!, mañana Norman ¡te lo compra!. Continuaba celebrando.

-¡¿hoy?! ¿Lo encontraste hoy?, Se alborotaba ella muy incrédula.

-sí, hoy, toda la mañana me la pase buscándolo, ya sabes: no dejas para mañana lo que puedes hacer hoy, citó solemnemente. -Así que no había que perder tiempo, entonces me di a la tarea y lo he encontrado, afirmó orgulloso. –esta divino ya lo veras, te aseguro que te va a gustar, ¡te va a encantar!

-si tu lo dices, decía ella aterrada de la hiperactividad de su hermano.

-¡por supuesto! Mañana al salir del cole te vas directo para allá, no vas a el psicólogo porque ya convencí a tu padre de que no necesitas eso, porque ¿ya no lo necesitas verdad?, Inquirió con sospecha.

-no, ya no, se apuró ella en responder feliz.

-¿segura?, Volvió el muchacho suspicaz.

-Sí, sí, aseguro de nuevo sonriente.

-¿te portarás bien?, Le cuestionó aparentando desconfianza.

-jaja, si, te lo prometí. Se burló la muchacha para luego fingir seriedad.

-Ok, yo te creeré pero no vayas a traicionar mi confianza, le advirtió anticipando resentimiento,-entonces así quedamos, te vas directo para allá yo te llevo los papeles que haremos mañana con Norman, el va a ir así que ya sabes: “niña buena” le indicó.-después de que te lo regale ya lo podemos echar y nos vamos de compras, ayyy ¡tenemos tanto que comprar!, pensaba echando su mente a volar.

-uhm y ¿arreglaste las cosas con Ina?, Escudriñó mordaz volviendo al mundo real,- Dime que si, por favor dime que si, suplicaba con ilusión.

-sí, ya está, le contestó avergonzándose.

-Ja lo sabía, traes una cierta luminosidad no muy común en ti últimamente, le decía mirándola como buscando algo invisible a su alrededor,- ah bueno mañana llevas a Ina contigo ¿va?, le Propuso.

-me gustaría pero ella tiene que ir a control de la… tiene que ir al médico, corrigió ya que no le pareció adecuado contarle a Fernando de las terapias de la chica.

-¿está enferma?, Se preocupó poniendo gesto intranquilo.

-no, es solo un chequeo, mintió.

-bueno entonces ya habrá tiempo, ya habrá tiempo…, filosofó pensativo.

***

Se encontraba realmente feliz, estaba de nuevo con Emma y no había nada mejor que eso, tenía tantas ganas de verla que no dudo ni un segundo en ir a buscarla directamente al colegio, espero bajo la lluvia con ansias a que apareciera hasta que al fin su linda pelirroja asomó; iba distraída rodeada de un aire de serenidad y no se preocupó mucho por si se empapaba con la precipitación que empezaba a tornarse más fuerte, en cambio los demás estudiantes como siempre huyeron de esta y aligerando el paso marcharon esparciéndose rápidamente por la calle en busca de refugio en los andenes de las casas contiguas. Unos metros más allá pudo reconocer a Fabián hablando entretenido con Lucia, ellos tampoco parecían darle importancia a el agua, le hubiera gustado ir a saludar pero Emma ya la había advertido y con radiante expresión en su rosadito rostro se dirigía casi corriendo a encontrarla.

Se detuvo justo a tiempo quedando muy cerquita, demasiado cerca para resistir el no besarla pero sorprendentemente ella se le adelantó, empezaron con un lento y delicado beso sin importarles quien pudiera estar mirando, luego el mismo tomó rumbos más fascinantes y apasionados.

-¡Feliz cumpleaños!, dijo sonriéndole una vez se separaron.

Ina sorprendida le abrazo, no pensó que la chica se acordara de su cumpleaños-Te amo, le declaró sin más como respuesta.

-y yo a ti, cerró la pelirroja regalándole una tierna mirada llena de delirio.

***

Le entregó un pequeño osito de peluche que había comprado; después le contó los planes de su hermano y muy a su pesar tuvo que irse prometiéndole volver por ella para ir de compras con Fernando más tarde.

Al llegar al apartamento llamó a la puerta mas esta estaba abierta entonces entró sigilosamente convocando a su hermano el cual no apareció por ninguna parte y en su lugar salió un hombre de rostro amable.

-los señores fueron a la inmobiliaria, seguro no tardan, le contó el aparente encargado antes de salir.

Con detenimiento empezó a recorrer el lugar, realmente estaba bonito no podía negar que su hermano tenia buen gusto… momentos más tarde empezó a escuchar la voz de una mujer que provenía de una de las habitaciones; se asustó un poco pues creyó que se encontraba sola y no dudo en ir a investigar de quien se trataba.

-¡Madre!, Se sorprendió al encontrarse con su progenitora quien hablaba por su móvil en el vacio cuarto.-me asustaste, intentó disculparse por su reacción,-¿qué haces aquí?, Le preguntó enseguida atónita. La mujer se quedó mirándola con el rostro tensado interrumpiendo la llamada de inmediato. –¿es cierto?, Le averiguó acercándosele con recriminatoria mirada. –¿es cierto que te andas besuqueando con la insignificante muchachita esa?, Le soltó sin rodeos.

-su nombre es Ina y no es ninguna “insignificante” le contestó a la defensiva antes de recibir una bofetada.- ¿Qué ocurre contigo niñita?, Le gritó irascible mientras que la chica se reponía del golpe.

-no me importa lo que pienses, ya no, le volvió a hablar esta vez con admirable tranquilidad y valerosa permaneció allí esperando el segundo manotazo que no tardó en llegar esta vez más fuerte que el anterior lacerando con sus uñas su rostro.

-¡La amo!, le gritó en la cara.- ¡la amo y ella a mí! ¡No puedes hacer nada contra eso!, Le impugnó infalible.

La mujer furiosa intentó alcanzarla de nuevo pero esta vez Emma se defendió deteniéndola con sus manos, estaban en pleno forcejeo cuando apareció Fernando alejando a la desquiciada señora de su hija.

-¡¿Qué te pasa?!!! ¡¿Por qué le pegas?!!!, le reclamaba el muchacho consternado mientras la sacaba.

-¡cállate bueno para nada! ¡No te metas en esto!, Le respondía ella intentando zafarse.-¡le tengo que dar su merecido a esa descarada!, continuaba gritando alborotada.

-Norman ¡llévatela de aquí!, Le ordenó a su padre cuando entró en la escena.

-¡vieja loca!, Le gritó desde dentro una vez el señor la había alejado.

-mira lo que te ha hecho esa vieja loca, le examinó a su hermana compasivo.

-no es nada, le dijo ella palpándose la punzante y superficial laceración en el pómulo.

-¿qué paso? ¿Le contaste? Te dije que te…

-alguien la llamó y se lo dijo, lo cortó ella antes de que empezara a sermonearla.

-¿Quién? ¿Quién sabia?, Se escandalizó él rabioso.

-no sé, supongo que alguna maestra o el rector nos vio hoy en la salida del colegio…

-¿Qué hiciste, no me digas que la besaste en plena salida del colegio, averiguó mas para asegurarse de lo ya evidente.

-sí, Siento haber arruinado los planes… pero fue inevitable, rehusó ella sin culpa.

-ay bueno…, suspiró el muchacho pasmado después de un rato de silencio,- …mas se perdió en el diluvio, citó resignándose.-… busquemos un botiquín para curarte ese rasguño, le sugirió preocupado.

-Fer, no exageres, Si no es nada, protestó aterrada de las consideraciones de su hermano.

-eso es porque no te has visto en un espejo, estas mas rosada que de costumbre, yo diría que roja, además no fue cualquier víbora que te atacó, fue ¡Carla Belaustegui! Y hay que andarse con cuidado, puede ser un mortal veneno, se burló.

***

-¿por qué te dejaste cachetear?, preguntaba mientras le trataba el rasguño con el botiquín de primeros auxilios que había conseguido en la portería.

-bueno tenía que dejarla que se desahogara…, la justificó.-no me importo, ¿sabes? Siento como si me hubiera librado de ellos al fin. Le contó espontáneamente.

-jajaja, lo peor es que ¡te entiendo perfecto! Sentí lo mismo cuando me fui de casa, estaban furiosos y aun me odian por eso… pero yo me sentí ¡tan bien!, Recordó con una exhalación.-pero hermana tú te adelantaste pues todavía falta casi un año para tus dieciocho y ahora solo nos queda esperar a que se les pase la frustración y Norman te deje vivir aquí, aunque los papeles ya están a tu nombre es mejor llevar la fiesta en paz… oye ¿sabes que me estoy entendiendo a la perfección con mi padre?, Se mofó hipócritamente. –…además no creo que Carla quiera volver a verte,-sin querer aniquilarte, aclaró después,-así que es muchísimo mejor si nos mantenemos alejados de ella, ¡viviendo aquí por supuesto!, determinó emocionado. -bueno así que vamonos a comprar antes de que nos cancelen las tarjetas, propuso solapadamente.

Fueron a casa de Ina como había prometido y luego de compras.

-¿y qué te pasó?, le preguntó la chica respecto a su mejilla curada mientras que Fernando alborotaba a las vendedoras del lugar haciéndolas ir de un lado a otro intentando captar su atención.

-fue mamá, le expuso con calma,-… se enteró; continuó con serenidad brindándole una sonrisa alentadora.

-¿Qué qué?, expresó la pelinegra espantada.

-alguien la llamó a contarle lo de la salida del colegio, le explicó.

-huich, seguro fue Agra, juzgó la otra determinante haciendo rencor.

-no sé, opinó Emma evitando especulaciones,-el caso es que ya lo sabe, supongo que papá también y es un gran alivio, afirmó para su sorpresa,- ¿lo puedes sentir?, Le preguntó dichosa inhalando exageradamente como rastreando un incaptable aroma en el ambiente.

-sí, lo siento, la apoyó Ina risueña halándola hacia ella para darle un beso.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario